Su propósito es llevar a la mujer al conocimiento de su plenitud por medio de la Palabra; afirmando y activando sus dones, potencializando su función como mujer de un Nuevo Pacto y duplicando lo que en ella ha sido depositado.